jueves, 2 de junio de 2011

Trata de Personas

Muchas criaturas valientes de Irán y Afganistán, así como de Palestina, han dado a conocer cómo es que tratan como objetos sexuales y esclavas domésticas a las niñas – esposas.
El tráfico de mujeres y niñas para fines de trata es calificado como un delito internacional, pues los puestos militares israelíes y los controlados por la Autoridad Nacional Palestina son considerados cruces fronterizos.

            En 2000 la Knesset, el parlamento israelí, aprobó una ley contra la trata de mujeres y niñas. Como muchos países, Estado judío ha equiparado la prostitución con la trata para fines de explotación sexual. Así, se enfrenta a los mismos problemas de las autoridades que, por un lado, fustigan la prostitución y, por otro, otorgan permisos para la apertura de bares y burdeles donde hay prostitución adulta y la ilegal (explotación sexual) de adolescentes.
            El 11 de noviembre de 1009 Yitzhak Aharonovich, el ministro de seguridad interna de Israel, declaró ante la Knesset que el gobierno de su país estaba revisando una ley que incrementaría el castigo a proxenetas y clientes (pimpd, johns) a dieciséis años de cárcel,.
            También se dijo que revisarían los negocios que administran prostíbulos con licencia del estado, y que tratarían de revocar esos permisos.
            A pesar de que Israel asegura que está controlando la prostitución forzada llevándola casi hasta su extinción, las declaraciones de la policía, asñi como las organizaciones locales de protección de las víctimas de la trata revelan cifras sorprendentes. De 1990 a 2004 entre 3.000 y 3.500 mujeres eran introducidas en Israel para ejercer la prostitución forzada, la mayoría de ellas a través de Egipto.
            Israel también tiene sus propias contradicciones. La prostitución no está penalizada, pero sí lo está mantener un burdel o ser proxeneta.
            El refugio Maagan abrió sus puertas en 2004 y desde entonces ha atendido a 130 mujeres rescatadas de manos de sus tratantes en Israel. El gobierno quiere lo mejor para las mujeres israelíes: educación, progreso y libertad. Por ello permite la entrada de extranjeros para realizar trabajos que, por sus condiciones de esclavitud, ninguna israelí estaría dispuesta, voluntariamente y con otras opciones a la vista, a llevar a cabo.
            Casi todas son menores de veintisiete años y al menos el 50 por ciento dejaron algún hijo o hija en su país de origen. En algunos casos incluso las amenazan con asesinar a sus hijos si no pagan la deuda.
            Israel es uno de los pocos países que ha detectado con claridad varios casos de trata de para extracción de órganos con víctimas de naciones pobres; del mismo modo, ha admitido que es un territorio receptor del tráfico de órganos.
            La gran mayoría eran pacientes que necesitaban un riñón, pero un par requerían un hígado. Según las autoridades del hospital, los trasplantes de hígado se han convertido en operaciones comunes en todo el mundo.
            La policía comenzó la investigación al descubrir que en varios periódicos había anuncios que solicitaban personas sanas dispuestas a donar algún órgano a cambio de una sustanciosa retribución económica. Los anuncios se publicaron en varios idiomas.
            No fue hasta 2008 cuando en Israel se aprobó la ley sobre los trasplantes de órganos ilegales. La policía especializada en fraudes pudo interrogar a diez personas contratadas para vender sus órganos. Ninguna de ellas era originaria de Israel.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada